Claves para reducir el contagio por Covid 19

Reflexión para nuestra comunidad educativa.

Estamos ante un desafío generacional. La situación de emergencia y las medidas de seguridad para el cuidado de todos, nos obligan a pensar formas novedosas de relacionamiento. El retorno a la cotidianidad de la interacción humana en espacios distintos al hogar, requiere ser asumido de manera tranquila, organizada y ante todo, participativa. 

Los niños son protagonistas y actores claves para lograrlo, ellos necesitan volver a jugar al aire libre y con sus amigos, reencontrarse con sus compañeros y sus maestros, disfrutar de la naturaleza y del mundo que les rodea; su desarrollo no se ha detenido y avanza a pesar del confinamiento. 

Estamos ante una oportunidad única en la formación de nuestros niños, que nos permite continuar con la vida: 

  • Haciéndo realidad su reconocimiento como sujetos de derechos y protagonistas de su desarrollo. 
  • Permitiendo que conozcan todas las medidas de cuidado personal y colectivo y actúen para cumplirlas. 
  • Lo que redunda en visibilizarlos, creer en ellos, confiar en que son capaces de asumir los retos que se les propongan y que afianzarán sus aprendizajes en el cuidado y la valoración de la vida en todas sus formas. 
  • Ofrecer una escuela que mantenga un diálogo permanente con sus familias y su territorio, reconociendo el contexto en el cual crecen y se desarrollan, motivando una educación para la convivencia. 
  • Priorizar los aprendizajes para la vida y volver la mirada sobre lo esencial en el proceso de acompañamiento pedagógico. Aprendizajes que reconocen, transforman, construyen y sostienen las condiciones necesarias para vivir en comunidad y definir un proyecto de vida individual.
  • Continuar fortaleciendo su autonomía que hoy, además del cuidado de si, le imprime la responsabilidad del cuidado del otro, afianzando su proceso de auto-regulación. 
  • Materializar el ejercicio de la participación genuina y con conciencia profunda, que favorezca la toma de decisiones sobre su vida y su desarrollo. 
  • Preservar su salud mental permitiéndoles entender, proponer y actuar ante esta situación desconocida para todos. Los niños identifican el escenario de riesgo en el que se encuentran, porque ellos no son ajenos a sus realidades. Por ello, las normas de bioseguridad son acogidas como parte de su contexto.
  • Generar todas las condiciones de seguridad necesarias para el retorno al escenario escolar, vinculando a los actores de la comunidad educativa. Informando sobre las condiciones de bioseguridad innegociables como el uso del tapabocas, el lavado frecuente de las manos y la distancia física, pero tejiendo las formas y estrategias para implementarlas de manera colectiva y atendiendo a la voz de los niños; en conjunto con ellos se debe garantizar que se cumplan, de ahí su lugar protagónico. 
  • Activar todas las redes y formas de cuidado existente en su territorio que facilite la vigilancia de toda la comunidad. Utilizar el saber y creatividad propia de la infancia para fundar una red de trabajo colaborativo al interior de nuestro jardín como una comunidad en CORRESPONSABILIDAD. 
  • Independientemente de la edad todos pueden aportar en los diferentes momentos, diseño, implementación, verificación del cumplimiento y ajustes. 
  • Y finalmente, confiar en los niños que asisten a su jardín. Ellos tienen la capacidad de adaptarse a nuevas formas, estructuras, escenarios y desafíos; aunque ya conozcan su jardín este será un nuevo espacio pospandemia. 
  • Necesitamos creer y confiar en la maravillosa capacidad de construir y crear de la que disponen; saber que son capaces de inventar nuevas y variadas formas de cuidado; de facilitar la protección y respetar las normas del bienestar común. 

 

Recomendaciones para niños. 

Lavado de manos en niños:

 

USO ADECUADO DE LOS TAPABOCAS:

CÓMO USAR LOS TAPABOCAS CONVENCIONALES (QUIRÚRGICOS)

  1. Lávese las manos antes de colocarse el tapabocas. 
  2. El uso de los tapabocas debe seguir las recomendaciones del fabricante. 
  3. Ajuste el tapabocas lo más pegado a la cara. 
  4. La cara del tapabocas con color (impermeable) debe mantenerse como cara externa. 
  5. Debido a su diseño, el filtrado no tiene las mismas características en un sentido y en otro, y su colocación errónea puede ser causante de una menor protección del profesional: la colocación con la parte impermeable (de color) hacia dentro puede dificultar la respiración del profesional y acumulo de humedad en la cara. Por otro lado, dejar la cara absorbente de humedad hacia el exterior favorecerá la contaminación del tapabocas por agentes externos. 
  6. Sujete las cintas o coloque los cauchos de forma que quede firmemente. 
  7. Moldee la banda metálica alrededor del tabique nasal. 
  8. No toque el tapabocas durante su uso. Si debiera hacerlo, lávese las manos antes y después de su manipulación. 
  9. El tapabocas se puede usar durante un día de manera continua, siempre y cuando no esté roto, sucio o húmedo, en cualquiera de esas condiciones debe retirarse y eliminarse.

Pasos para colocación y retiro de tapabocas 

  1. Cuando se retire el tapabocas, hágalo desde las cintas o los cauchos, nunca toque la parte externa de la mascarilla. 
  2. Una vez retirada, doble el tapabocas con la cara externa hacia dentro y deposítela en una bolsa de basura negra. 
  3. No reutilice la mascarilla. 
  4. Inmediatamente después del retiro del tapabocas realice lavado de manos con agua y jabón. 
  5. El tapabocas se debe mantener en su empaque original si no se va a utilizar o en bolsas selladas, no se recomienda guardarlos sin empaque en el bolso, o bolsillos sin la protección porque se pueden contaminar, romper o dañar. 
  6. Los tapabocas no se deben dejar sin protección encima de cualquier superficie (ej. Mesas, repisas, entre otros) por el riesgo de contaminarse.

CÓMO USAR LOS TAPABOCAS DE TELA 

Los tapabocas de tela deben ser lavados de manera habitual de acuerdo con la frecuencia del uso, posterior a su retiro.
Se pueden usar durante un día. Los tapabocas de tela se deben lavar con agua y jabón, con guantes, a mano o en máquina. 

  1. Lávese las manos antes de colocarse el tapabocas de tela.
  2. Ajustarse bien pero de manera cómoda contra el costado de la cara.
  3. Sujetarse con cintas o cordones que se enganchan en las orejas o cabeza.
  4. Para retirarse los tapabocas de tela las personas deben tener cuidado de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca.
  5. Lavarse las manos inmediatamente después de quitársela.
  6. El tapabocas de tela después de usarlo se debe mantener en una bolsa cerrada hasta el momento de lavarlo.
  7. No se recomienda guardar el tapabocas de tela sin empaque en el bolso, o bolsillos sin la protección porque se pueden contaminar, romper o dañar. 
  8. Los tapabocas no se deben dejar sin protección encima de cualquier superficie (ej. Mesas, repisas, entre otros) por el riesgo de contaminarse. 

 

Fuente del artículo Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, FUCS. Ver el  artículo completo AQUÍ