Guía técnica para la prevención de enfermedades y brotes

¿Qué son los brotes y cómo se manejan?

Se entiende por brote, la ocurrencia de uno o más casos de una enfermedad o daño específico, en un período de tiempo determinado. Una de sus características es que lo casos de la enfermedad o el evento se encuentran relacionados entre sí. Para el manejo de un brote en general se recomienda tomar las siguientes medidas a nivel de jardines infantiles: 

  • Identificar los casos en la fase inicial: Para lo que se requiere que los cuidadores, padres, madres, acudientes y maestros, cuenten con la información y entrenamiento necesario para detectar cuándo se está presentando una situación de este tipo. 
  • Todo caso identificado debe ser aislado: 
    • No recibir ningún niño – niña que haya sufrido el evento sin un concepto médico
    • Notificación inmediata del caso al referente de epidemiología de la localidad.

Notificación

  • La notificación es el procedimiento por el cual la comunidad, los individuos, el jardín infantil y las instituciones de salud, públicas y privadas, comunican a la autoridad sanitaria, la presencia de un factor de riesgo o evento en salud que altere la cotidianidad y que implica riesgo para la salud de las personas.
  • La notificación implica un proceso en el cual cada uno de los individuos o las instituciones juegan un papel fundamental, y hacen parte de una cadena que alimenta el sistema de información el cual fluye en doble vía, desde el individuo, la comunidad, las instituciones, Secretaría de Salud, Ministerio y organismos internacionales. Esta información debe ser exacta, oportuna y veraz a fin de que permita tomar medidas para controlar, eliminar o erradicar el evento.

Evento

  • Llamamos eventos en salud al conjunto de sucesos o circunstancias que pueden modificar o afectar la situación de salud de una comunidad, como son enfermedades, discapacidad, mortalidad, factores protectores, factores de riesgo, entre otros.

Eventos en salud que pueden causar brotes o epidemias 

  • A continuación se dará información sobre prevención, detección, signos y síntomas, manejo y conducta a seguir, cuando se presenten casos de enfermedades que pueden afectar la salud pública, en especial en población infantil como son hepatitis A, Sarampión, Rubeola, Varicela, Paperas o parotiditis, Meningitis, enfermedades trasmitidas por alimentos o ETAS, exposición rábica y maltrato infantil, entre otros eventos.

 

 

Hepatitis A

¿Qué es la hepatitis A? 

  • La hepatitis A (anteriormente conocida como hepatitis infecciosa) es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis A. La enfermedad es bastante común en personas adultas y en niños y niñas. 

¿Quién contrae la hepatitis A? 

  • Cualquier persona puede contraer la hepatitis A. 

¿Cómo se trasmite el virus? 

  • El virus de la hepatitis A entra a través de la boca, se multiplica en el cuerpo y pasa en las heces (excreta). El virus puede ser trasmitido por las manos de una persona infectada y puede ser trasmitido por el contacto directo, ó consumiendo alimento ó bebida que han sido manipulados por el individuo infectado. En algunos casos, puede ser trasmitido por el contacto sexual ó consumiendo el agua ó crustáceos contaminados por las aguas residuales sin procesar. 

¿Cuál son los síntomas de la Hepatitis A? 

  • Los síntomas de la Hepatitis A, incluyen cansancio, falta de apetito, fiebre y náusea. Es característico de esta enfermedad el que la orina se ponga oscura y posteriormente la piel y la parte blanca de los ojos de la persona enferma tomen un tiente amarillo, lo que se conoce como ictericia. La enfermedad pocas veces causa la muerte y la mayoría de la gente se recupera en algunas semanas sin complicaciones. Los infantes y niños  y niñas pequeños tienden a tener síntomas leves y es menos probable que desarrollen ictericia en comparación con los adolescentes y adultos. No todos los que se infectan presentan los síntomas ya descritos. 

¿Qué tan pronto después de la contaminación aparecen los síntomas? 

  • Los síntomas pueden aparecer dos a seis semanas después de exponerse, pero generalmente se presentan en el plazo de cuatro semanas. 

 

¿Cuanto tiempo puede una persona infectada trasmitir el virus? 

  • Una persona que se ha infectado con le virus de la Hepatitis A, puede transmitir la enfermedad dos semanas antes de que aparezcan los síntomas. La mayoría de las veces la enfermedad no se transmite después de una semana de aparecer la ictericia o color amarillo de la piel. 

 

¿El haber padecido la infección de hepatitis A hace inmune a una persona? 

  • Un individuo que ha padecido y se ha recuperado de la hepatitis A, es inmune para toda la vida y no continúa portando o transmitiendo el virus. 

 

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis A? 

  • No hay medicinas especiales ni antibióticos que se pueden utilizar para tratar a la persona una vez que los síntomas aparecen. Generalmente, el reposo en cama es suficiente para que las personas se recuperen de la hepatitis A, adicionalmente se recomienda una dieta baja en grasas.

¿Cómo puede prevenirse la hepatitis A? 

  • Educación a la población para lograr buen saneamiento e higiene personal, con atención especial al lavado meticuloso de las manos y a la eliminación sanitaria de las heces. 
  • Tratar apropiadamente el agua, y contar con sistemas adecuados de distribución y de eliminación de aguas servidas o aguas sucias. 
  • En los jardines infantiles debe insistirse en las medidas que permitan reducir al mínimo la posibilidad del transmisión fecal-oral, como el lavado minucioso de las manos después de cada cambio de pañales, después de ir al baño y antes de comer. 
  • En caso de presentarse un caso debe Notificarse de forma inmediata al Hospital de la localidad a la oficina de epidemiología y seguir las medias recomendadas por el personal de salud.
  • Aislamiento: En el caso de hepatitis A comprobada, tomar precauciones en las primeras dos semanas de la enfermedad, pero no más de una semana después del comienzo de la ictericia. 
  • Se deben realizar los procedimientos de limpieza y desinfección en forma simultanea con la eliminación sanitaria de las heces, la Orina y la sangre. 
  • Cuarentena: Ninguna. 
  • La institución de salud y el jardín infantil deberán realizar la Investigación de los contactos y de la fuente de infección que implica: Búsqueda de casos que pasaron inadvertidos y conservación de la vigilancia de los contactos en el hogar del enfermo o, de las personas expuestas al mismo riesgo. 
  • Tratamiento específico: Ninguno. Reposo en casa y dieta baja en grasas
  • Mejorar las prácticas de saneamiento e higiene, de la manipulación higiénica de los alimentos y del agua.
  •  

    SARAMPIÓN

    ¿Qué es el sarampión? 

    • Es una enfermedad producida por el virus del sarampión, que se presenta con fiebre y brote y es altamente contagiosa. Actualmente a nivel mundial se están realizando esfuerzos para erradicarla. Por tal motivo, todo niño y niña que presente brote y fiebre debe ser atendido por el médico, para identificar si es o no un caso de sarampión y tomar las medidas necesarias.


      ¿Cómo se presenta? 

      • Inicia con fiebre, malestar general, catarro, ojos rojos (conjuntivitis), tos seca. Por lo general al tercer día aparece el brote que es muy menudo o pequeño y de color rojo (exantema) e inicia en la cara, posteriormente se extienden al tronco y extremidades, mientras empiezan a desaparecer de la cara. 


      ¿Cómo se transmite? 

      • Al inhalar pequeñas gotas de secreciones expulsadas de una persona enferma al hablar, toser o estornudar. Se puede transmitir desde tres días antes de iniciar la fiebre y la tos, y hasta cuatro días después de que aparecen el brote o exantema. 

       

      ¿Cuáles son las complicaciones asociadas al Sarampión? 

      • En general es de curso benigno, pero puede complicarse con infecciones del oído, neumonía, diarrea, ceguera, o un sarampión hemorrágico que causa sangrados generalizados e inflamación del cerebro (encefalitis). 

       

      ¿Cómo se diagnostica? 

      • El diagnóstico debe realizarlo un médico, quien identifica los signos y síntomas característicos de la enfermedad y lo confirma por laboratorio mediante muestras de sangre y garganta (exudado faríngeo) 


      ¿Por qué es importante tomar muestras de laboratorio para su diagnóstico? 

      • Porque  hay diversas enfermedades que pueden confundirse con sarampión y la forma de confirmar el diagnóstico, es a través del examen de sangre. 


      ¿Cuál es su tratamiento? 

      • No hay tratamiento específico, los cuidados se encaminan al control de la fiebre y la tos, que son síntomas constantes de la enfermedad. Deben administrarse líquidos abundantes, reposo y una alimentación adecuada que ayude al paciente a sentirse mejor. Se recomienda solo administrar los medicamentos que han sido formulados por el médico para esta enfermedad.

       

      ¿Cómo se previene el Sarampión? 

      • Recibiendo la vacuna específica contra el sarampión, con su refuerzo, la cual está incluida en la vacuna triple viral que se aplica al año con un refuerzo a los cinco años y esta contemplada dentro del esquema básico de vacunación definido para Colombia. Su aplicación es completamente gratuita para la población infantil. 

       

      Además se recomiendan las siguientes precauciones:

      • Evitar el contacto con personas que presentan este tipo de erupción, taparse la boca al toser o estornudar, lavado frecuente de manos y no acudir a lugares concurridos en caso de presentar erupción. 
      • Aislamiento de los casos sospechosos.
      • En caso de detectar en los niños o las niñas síntomas sospechosos de sarampión, informar al Hospital de la localidad, a la oficina de epidemiología.
      • Todo niño o niña que ingresa la institución deberá presentar en forma obligatoria el carné de vacunación el cual debe estar al día, acorde con la edad. 
       

      RUBEOLA

      ¿Qué es la Rubéola? 

      • La Rubéola, también conocida como Sarampión alemán, es una enfermedad de la infancia, que se presenta con brote y fiebre. 

       

      ¿Quién la ocasiona? 

      • La Rubéola es ocasionada por el virus de la Rubéola. 


      ¿A qué personas les puede dar? 

      • La Rubéola es una enfermedad infecciosa universal, significa que puede afectar a todas las personas tanto niños y niñas como adultos susceptibles, es decir que no están protegidos por la vacuna y no tiene anticuerpos contra esta enfermedad. La infección natural confiere una inmunidad que persiste toda la vida.

      La Rubéola afecta primordialmente a los niños y niñas durante los primeros años de

      vida, sobre todo entre los 3 y 14 años de edad; entre los adultos se considera que un 20 por ciento no

      ha sido afectado por la enfermedad, y dentro de éste grupo de adultos se encuentran las mujeres en

      edad fértil que es el grupo al que se debe hacer especial seguimiento por el riesgo de adquirirla durante

      el embarazo y de tener un hijo o hija con Rubéola congénita. 


      ¿Cómo se adquiere y cómo se manifiesta? 

      • La transición de la enfermedad es por vía aérea; se requiere contacto directo entre una persona con la enfermedad y otra persona susceptible. La contagiosidad se presenta aproximadamente una semana antes del brote y hasta 2 a 3 semanas después de haber iniciado ésta, siendo muy contagiosa, sobre todo los cinco días antes y cinco días después del inicio de la enfermedad. 


      • La Rubéola se presenta en dos formas clínicas, Rubéola adquirida y Rubéola congénita:


      • La Rubéola adquirida tiene un período de incubación (es decir sin manifestaciones ni síntomas) de 12 a 23 días; al final del periodo de incubación el niño o la niña presenta fiebre moderada (38 a 38.5 _C), dolores de cuerpo con sensación de malestar general; aumento de los ganglios en el cuello, axilas e ingles, apareciendo posteriormente un brote en cara y después en el cuerpo de color rosado, que al tocarlas dan la sensación de palpar una tela aterciopelada. Estas ronchitas no dan comezón o rasquiña y desaparecen al tercero o quinto día. La mayor parte de las veces la enfermedad se acompaña de un cuadro gripal. La Rubéola adquirida es muy benigna y su curso se da prácticamente sin complicaciones.


      • Rubéola congénita (la rubéola que se presenta al nacer; el niño la contrae de su madre mientras se encuentra en el útero). Esta rubéola puede provocar muchos problemas, incluidos los siguientes: 
        • Cataratas en los ojos. 
        • Problemas cardiacos. 
        • Retraso mental. 
        • Retraso del crecimiento. 
        • Hígado y bazo agrandados. 
        • Lesiones de la piel. 
        • Problemas de sangrado. 

       

      • Se sabe que los riesgos de malformaciones congénitas por la infección para el feto son mayores durante los primeros tres meses del embarazo, disminuyendo de forma ostensible durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. Motivo por el cual la vacunación en especial de mujeres en edad fértil, es de vital importancia.

      ¿Cómo se diagnostica? 

      • Es difícil dar un diagnóstico definitivo ya que se puede confundir con muchas enfermedades eruptivas de la infancia. Se debe realizar en todos los casos una prueba en sangre y tomar muestra de secreción nasofaríngea para confirmarla o descartarla. 
      •  

      ¿Qué se debe hacer cuando se sospecha de Rubéola en una mujer embarazada? 

      • Debido a que la posibilidad de muerte del feto o de desarrollar malformaciones son muy altos, cuando se padece Rubéola durante el primer trimestre de embarazo, se deben practicar ante toda sospecha exámenes de sangre para titular o medir anticuerpos contra el virus de la Rubéola y confirmar o descartar la infección y tomar las medidas acorde con su resultado.

       

      ¿Existe alguna medida preventiva? 

      • La prevención se basa primordialmente en la vacunación. La vacuna contra la rubéola generalmente se aplica en combinación con la vacuna contra el sarampión y las paperas. Se denomina vacuna MMR, y se debe administrar cuando el niño o la niña cumple el año de edad y después un refuerzo a los 5 años de edad.


      • Se debe asegurar que toda la población en especial las mujeres en edad fértil, estén vacunadas contra la Rubéola.
       

      PAPERAS O PAROTIDITIS

      • ¿Qué son las paperas? 
      • La enfermedad llamada paperas ó parotiditis es causada por un virus que causa fiebre, hinchazón y dolor de una o más de las glándulas salivales.


      ¿Quién adquiere paperas? 

      • Las personas que no reciben la vacuna de las paperas, son las más susceptibles de adquirir esta enfermedad. El riesgo más grande de padecer la infección ocurre entre niños y niñas, adolescentes y adultos. 

      ¿Cómo se transmiten las paperas? 

      • Las paperas se transmiten persona a persona, por el contacto directo con saliva o secreciones orales o nasales de individuos infectados. 


      ¿Cuáles son los síntomas de las paperas? 

      • Los síntomas incluyen fiebre, hinchazón y dolor de una ó más de las glándulas salivales, generalmente la glándula parótida (situada por debajo y al frente del oído). Cerca de la mitad de las personas infectadas no presentan ningún síntoma. 


      ¿Qué tan pronto después de contraer la infección aparecen los síntomas? 

      • Los síntomas aparecen generalmente en el plazo de 18 días después de la exposición, pero pueden aparecer en cualquier momento en el plazo de 12 a 25 días.

       

      ¿Qué complicaciones se han asociado a las paperas? 

      • La hinchazón de los testículos ocurre en un 20 a 30% de los varones infectados. Las paperas pueden causar desórdenes del sistema nervioso central tales como encefalitis (inflamación del cerebro) y meningitis (inflamación de la cubierta del cerebro y de la columna espinal). Otras complicaciones incluyen artritis, implicación del riñón, inflamación de la glándula tiroides, los pechos y sordera. 

       

      ¿Cuándo y durante cuánto tiempo se puede transmitir las paperas? 

      • Las paperas son contagiosas desde siete días antes y hasta nueve días después del inicio de los síntomas. Una persona es más contagiosa 48 horas antes de que los síntomas aparezcan. 


      ¿El padecer la infección de las paperas hace a una persona inmune? 

      • Sí. La inmunidad adquirida después de contraer la enfermedad es generalmente permanente. 

       

      ¿Hay una vacuna para las paperas? 

      • Sí. La vacuna de las paperas se debe administrar al año de edad junto con la del sarampión y la rubéola y es conocida como la triple viral o MMR. Para asegurar su efectividad se debe aplicar un refuerzo a los 5 años de edad. 

       

      ¿Qué se puede hacer para prevenir la transmisión de las paperas? 

      • La medida de control más eficaz es la de mantener el nivel más alto posible de inmunización en la comunidad. Los niños y niñas con paperas no deben ir a la escuela y los adultos no deben trabajar mientras que sean contagiosos.
       

      VARICELA

      ¿Qué es la varicela?

      • La varicela es una de las enfermedades contagiosas más comunes de la infancia, es causada por el virus de la varicela-zoster. 

      ¿Cómo puedo reconocerla? 

      • La varicela se caracteriza por presentar un cuadro de fiebre acompañada por una erupción en la piel que consiste en puntos rojos que van transformando en pequeñas ampollitas o vesículas, apareciendo inicialmente en la piel del tronco y el cuero cabelludo y en el transcurso de 3 ó 4 días se van esparciendo a la cara, brazos y piernas, producen mucho prurito o rasquiña, por lo que se debe tener cuidado en los niños y niñas de mantener las uñas cortas para evitar que se rasque y lesiones o infecte la piel. Estas vesículas se secan, se convierten en costras y después se curan sin dejar marca, pero si el niño o niña se rasca mucho y se infectan puede quedar una cicatriz. La fiebre puede aparecer incluso 1 ó 2 días antes de que aparezca la erupción, también puede presentarse dolor de cabeza, poco apetito y mal humor.

      ¿Cómo se contagia? 

      • Una persona puede contagiar a otra, a través de las partículas de saliva que se despiden cuando tose o estornuda, también por objetos contaminados con las secreciones de una persona enferma, por ejemplo los pañuelos desechables sucios o también por el contacto directo con las lesiones de la piel. Cuando una persona se contagia pueden transcurrir entre diez y veintiún días en aparecer la enfermedad.


      ¿Qué tan contagiosa es la enfermedad? 

      • La varicela es muy contagiosa, de hecho la probabilidad de contagio en el jardín infantil o en el hogar, cuando hay compañeros o un familiar enfermo es mayor a 90% cuando no se ha padecido o no se está vacunado. 


      ¿Hasta cuándo puede contagiar? 

      • Una persona con varicela puede contagiar la enfermedad desde 1-2 días antes que le aparezca la erupción de varicela y no excede de cinco días después de que aparece el primer brote de vesículas. 
      • La varicela es una enfermedad que confiere inmunidad de por vida, es decir cuando ya se presentó no vuelve a dar, en cualquier edad una persona puede contagiarse de varicela, aunque la mayor frecuencia es en los niños y niñas de 6 a 10 años de edad. Desafortunadamente los adultos tienen más posibilidades de internarse por complicaciones de la varicela que los niños y niñas menores de 14 años. 


      Medidas en caso de varicela

      • Informar a la oficina de epidemiología del Hospital de la localidad 
      • Aislamiento de los casos
      • Realizar tratamiento de los síntomas, es decir manejar la fiebre y aliviar el prurito, entre otros.
      • Si se presenta en jardín, informar inmediatamente al Hospital Público de su localidad y seguir sus recomendaciones. 
      • La varicela es una enfermedad que confiere inmunidad de por vida, es decir cuando ya se presentó no vuelve a dar, en cualquier edad una persona puede contagiarse de varicela, aunque la mayor frecuencia es en los niños y niñas de 6 a 10 años de edad. Desafortunadamente los adultos tienen más posibilidades de internarse por complicaciones de la varicela que los niños y niñas menores de 14 años.

      ¿Puede complicarse? 

      • La varicela suele ser una enfermedad leve que no amenaza la vida de los niños y que se alivia de manera espontánea, sin embargo puede haber complicaciones como neumonías, infección en el cerebro y hasta la muerte sobre todo en personas con riesgo alto de padecer una varicela severa como los lactantes, adolescentes, adultos y personas con un sistema inmunológico comprometido. 

       

      ¿Es cierto que si una persona le dio varicela, luego le da Herpes? 

      • Cuando una persona se recupera de la varicela, el virus permanece en el cuerpo en forma latente y años más tarde puede reactivarse y ocasionar un herpes zoster; aunque esto puede ocurrir a cualquier edad, lo común es que el Herpes le de a las personas mayores de 50 años. Hasta un 20% de las personas que han padecido varicela presentará Herpes zoster, que se caracteriza por un área de piel que se adormece, duele y da comezón justo donde se encuentran las raíces nerviosas afectadas, unas 2-3 semanas después aparecen unas vejiguitas pequeñas agrupadas que parecen racimos de uva.

      MENINGITIS

      ¿Qué es la meningitis?

      • Es la inflamación de las meninges. Las meninges son unas membranas que cubren el sistema nervioso central, es decir el cerebro y la médula espinal. Las meninges están bañadas en un líquido (líquido céfalo-raquídeo) y protegen el cerebro.

      ¿Cuál es la causa?

      • La inflamación de las meninges, en prácticamente todos los niños y niñas con meningitis, está causada por una infección. Los gérmenes responsables de las infecciones que pueden ocasionar meningitis, salvo muy raras excepciones, son virus o bacterias. 

      • Las meningitis causadas por virus (meningitis virales) son las meningitis más frecuentes de la infancia. Más del 90% de estas meningitis están causadas por virus pertenecientes al grupo llamado de los enterovirus y la evolución y el pronóstico, salvo casos excepcionales, son favorables. 
      • Las meningitis causadas por bacterias (meningitis bacterianas) son menos frecuentes. 
      • Las bacterias implicadas con mayor frecuencia en nuestro medio son: neumococo, meningococo (tipos B y C) y, con menos frecuencia haemophilus influenzae tipo b. La meningitis bacteriana es una enfermedad extremadamente grave, de ahí los esfuerzos médicos en intentar por un lado erradicarla (por medio de vacunas incluidas en el calendario de vacuna: anti-haemophilus influenzae tipo b, y, por otro, tratarla de manera agresiva una vez adquirida. 


      ¿Cómo reconocer la meningitis?

      • La presentación de la meningitis es diferente en función de que se trate de una meningitis viral o bacteriana, y también en función de la edad del niño o de la niña. Hay que recordar que, en su fase inicial (las primeras horas) no es fácil distinguir una meningitis de una infección viral sin importancia.
      • Un niño o niña mayor con una meningitis bacteriana presenta dolor de cabeza, vómitos y fiebre generalmente elevada. En pocas horas, su estado empeora de manera llamativa (decaimiento, tendencia al sueño), además de persistir los síntomas iniciales, en ocasiones, pueden aparecer manchas en la piel
      • Un niño o niña pequeño con una meningitis bacteriana presenta, en las primeras horas síntomas que son similares a los que provocan otros procesos infecciosos sin importancia: fiebre, vómitos e irritabilidad. En pocas horas, comienza a predominar el decaimiento y el niño o la niña comienza a presentar mal aspecto, apareciendo, en ocasiones, manchas en la piel. 


      ¿Cómo confirmar el diagnóstico?

      • Cuando un niño o niña tiene una meningitis, además de la inflamación de las meninges, el líquido céfalo-raquídeo que baña las mismas también se altera. Para realizar el diagnóstico se requiere examinar el líquido céfalo-raquídeo que baña las meninges del paciente, cuyo análisis confirmará o descartará la existencia de una meningitis. El análisis de este líquido también es útil para diferenciar si un niño o niña padece una meningitis viral o bacteriana.
        La decisión de realizar una punción lumbar la toma el médico tras una exploración minuciosa del niño o de la niña. 
      • Un análisis de sangre no sirve para diagnosticar una meningitis. Tiene utilidad para intentar diferenciar una meningitis viral o bacteriana, pero no para saber si un niño o niña tiene o no una meningitis. 


      ¿Qué hacer?

      • Si pensamos que un niño o niña puede tener una meningitis, debemos acudir rápidamente a un Centro de urgencia.
      • No todos los niños y niñas que presenten un dolor de cabeza discreto, vómitos y fiebre deben acudir a un hospital. En la gran mayoría de las ocasiones se tratará de enfermedades leves (infecciones virales, procesos gripales,...) o enfermedades menos severas (neumonía, infección del tracto urinario) que pueden ser diagnosticadas por el pediatra. 
      • En cambio, si el niño o la niña presenta un deterioro del estado general (tendencia al sueño, le cuesta responder o hablar espontáneamente,) es recomendable consultar con rapidez en un Servicio de Urgencias.


      ¿Qué es lo que no debemos hacer?

      • En ningún caso administrar un medicamento sin haber sido formulado por el médico. Se aconseja acudir inmediatamente al centro de atención.

       

      ¿Cómo se trata?

      • Meningitis viral: un niño o niña con una meningitis viral requiere reposo, tomar líquidos abundantes y analgésicos formulados por el médico.
      • En el caso de que un niño o niña presente cefalea muy intensa o vómitos repetidos es necesario el ingreso transitorio en el hospital para administrar líquidos y/o analgésicos intravenosos. 
      • Meningitis bacteriana: el tratamiento será siempre hospitalario. El niño o niña debe ingresar en un Hospital para ser tratado y observado. Incluso, en ocasiones, los niños y niñas requieren permanecer las primeras horas en una Unidad de Cuidados Intensivos. 

      ¿Cómo prevenir?

      • Vacunaciones: el desarrollo de ciertas vacunaciones ha conseguido prácticamente erradicar algunas enfermedades. Es el caso de la vacuna anti-haemophilus influenzae tipo b (anti-Hib). Esta vacuna está incluida dentro del esquema de vacunación para Colombia, disminuyendo dramáticamente la incidencia de meningitis por este germen. Existe también la vacuna contra el Neumococo, el cual causa también meningitis bacteriana. 


      ¿Cómo se protegen las personas que han estado en contacto con la persona enferma?

      • Persona que tiene contacto con meningitis virales: no se requiere ninguna medida especial.
      • Personas que tienen contacto con un caso de meningitis bacterianas: A las personas que viven con el niño o la niña que presentó la meningitis bacteriana por meningococo (tipos B y C) o haemophilus influenza tipo b y sus compañeros de aula escolar, se les considera contactos cercanos, lo que implica mayor riesgo de ser contagiados, por lo que deben ser valorados por el médico de manera inmediata, quien definirá la conducta a seguir.
      • Tras recibir el alta hospitalaria, un niño o niña que ha padecido una meningitis bacteriana puede reincorporarse a su vida habitual (familia, jardín), sin ninguna medida especial. 


      Vigilancia de los niños y niñas que han contactado con un paciente con meningitis bacteriana

      • Los niños y niñas que han tenido contacto con una meningitis bacteriana en su escuela, jardín o su familia deben ser observados. Los niños y niñas expuestos que comiencen con un proceso febril requieren una valoración inmediata por un pediatra. 

       

      • ¿La meningitis tiene secuelas?
      • En Meningitis virales las secuelas son prácticamente inexistentes, y las raras excepciones se dan en los niños y niñas más pequeños. Aun en estos últimos la curación sin secuelas es la norma. 
      • Una Meningitis bacterianas no tratada es una enfermedad devastadora que conduce a la muerte o deja unas secuelas neurológicas muy graves. Hoy en día, con un tratamiento adecuado y rápido, la mortalidad se sitúa alrededor del 4 - 5% de los pacientes y las secuelas observadas con mayor frecuencia son la afectación de la audición y pequeñas discapacidades intelectuales.
       

      ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR ALIMENTOS (ETA)

      ¿Qué son las ETA?

      • Son enfermedades de origen alimentario producidas por el consumo accidental, incidental o intencional de alimentos y/o agua contaminados en cantidades suficientes con agentes químicos o microbiológicos, debido a malas prácticas higiénicas en el proceso de elaboración, manipulación, conservación, transporte, distribución y/o comercialización de los alimentos y agua. No incluye las reacciones alérgicas por ingesta de alimentos. 
      • Es importante diferenciar las infecciones alimentarias de las intoxicaciones alimentarias:
      • Infecciones alimentarias: Son las ETA producidas por la ingestión de alimentos y/o agua contaminados con agentes infecciosos específicos tales como bacterias, virus, hongos, parásitos.
      • Intoxicaciones alimentarias: Son las ETA producidas por la ingestión de alimentos y/o agua contaminados con cantidades suficientes de toxinas elaboradas por proliferación bacteriana o con agentes químicos (metales pesados y otros compuestos orgánicos) que se incorporan a ellos de modo accidental, incidental o intencional, en cualquier momento desde su producción hasta su consumo. 

      ¿Cómo se manifiestan las ETA?

      • La enfermedad aguda se caracteriza por presencia súbita o temprana de vómito, diarrea, dolor de estómago, dolor de cabeza, algunas veces reacciones alérgicas, deshidratación y otras complicaciones que pueden generar incluso la muerte, todo esto asociado al consumo reciente de un alimento y/o agua. Se presenta generalmente en las infecciones alimentarias.
      • La enfermedad crónica, se presenta generalmente por el consumo de alimentos contaminados con sustancias químicas y depende de la concentración del agente causante, la manipulación, la duración de la exposición a la sustancia y las características de la persona. El periodo de aparición de los síntomas generalmente es muy corto. Se caracteriza porque además de los síntomas que se presentan en el cuadro agudo, puede aparecer vértigo, sudoración abundante, asfixia, poca coordinación de los movimientos y a veces convulsiones debido a que puede atacar el sistema nervioso. 
      • Benenson, A. Intoxicaciones alimentarias. Manual para el control de las enfermedades transmisibles, 16° edición 1997; 272-3


      ¿En dónde se presenta con mayor frecuencia?

      • Los sitios en donde se han presentado brotes de ETA con mayor frecuencia son las instituciones o lugares en donde se encuentran concentrados grupos de personas a los cuales se les suministra algún tipo de alimentación (almuerzos, comidas, refrigerios) y generalmente al indagar sobre el menú se encuentran implicados alimentos de alto riesgo (cárnicos o lácteos), cuya manipulación y conservación son muy importantes para evitar que se deterioren y causen daño a la salud.

       

      ¿A quienes afecta?

      • Se observa en forma continua que el grupo de edad mas afectado es el de 15 a 44 años, que corresponde a población económicamente activa. Este grupo presenta un alto riesgo de enfermar por una ETA, ya que esta condición conlleva generalmente al consumo de alimentos fuera del hogar. El segundo grupo que se ve mas afectado son los niños en edad escolar de 5 a 14 años y de 1 a 4 años. El hecho de que estos grupos etáreos ocupen el segundo y tercer lugar puede estar influido porque en esta etapa se inicia el consumo de alimentos fuera del hogar, una vez ingresan los niños y las niñas al jardín o colegio. 

       

      ¿Cuándo se determina que hay un brote de ETA? 

      • Se define como brote cuando dos o más personas presentan un cuadro clínico compatible con una ETA, después de ingerir alimentos y/o agua del mismo origen y donde la evidencia epidemiológica o el análisis de laboratorio implican a los alimentos y/o el agua como vehículo de la misma.

      ¿En dónde se presenta con mayor frecuencia?

      • Los sitios en donde se han presentado brotes de ETA con mayor frecuencia son las instituciones o lugares en donde se encuentran concentrados grupos de personas a los cuales se les suministra algún tipo de alimentación (almuerzos, comidas, refrigerios) y generalmente al indagar sobre el menú se encuentran implicados alimentos de alto riesgo (cárnicos o lácteos), cuya manipulación y conservación son muy importantes para evitar que se deterioren y causen daño a la salud.


      ¿A quienes afecta?

      • Se observa en forma continua que el grupo de edad mas afectado es el de 15 a 44 años, que corresponde a población económicamente activa. Este grupo presenta un alto riesgo de enfermar por una ETA, ya que esta condición conlleva generalmente al consumo de alimentos fuera del hogar. El segundo grupo que se ve mas afectado son los niños en edad escolar de 5 a 14 años y de 1 a 4 años. El hecho de que estos grupos etáreos ocupen el segundo y tercer lugar puede estar influido porque en esta etapa se inicia el consumo de alimentos fuera del hogar, una vez ingresan los niños y las niñas al jardín o colegio. 

       

      ¿Cuándo se determina que hay un brote de ETA? 

      • Se define como brote cuando dos o más personas presentan un cuadro clínico compatible con una ETA, después de ingerir alimentos y/o agua del mismo origen y donde la evidencia epidemiológica o el análisis de laboratorio implican a los alimentos y/o el agua como vehículo de la misma.


      ¿Qué hacer ante una ETA?

      • Recordar que toda ETA debe ser informada al organismo de salud en forma inmediata y obligatoria. Comunicarse con el hospital que habitualmente realiza las actividades de inspección, vigilancia y control y notificar el brote. 
      • Iniciar el manejo de acuerdo a las recomendaciones para enfermedad diarreica.
      • Tratar de identificar a la totalidad de las personas que pueden estar afectadas.
      • Guarde los alimentos que posiblemente se encuentran involucrados en el brote en un recipiente limpio y en la nevera hasta que la autoridad sanitaria llegue el establecimiento. 
      • Seguir las recomendaciones dadas por el Hospital que realice la visita de inspección.


      ¿Qué acciones se deben emprender desde la comunidad para prevenir las ETAS?

      • Informarse sobre aspectos relacionados con la calidad e inocuidad de los alimentos.
      • Al adquirir un alimento verifique las condiciones mínimas de empaque, fecha de vencimiento y registro sanitario de la fábrica de alimentos.
      • Conocer y difundir los principales riesgos para la salud, generados por la inadecuada manipulación de alimentos y capacitar sobre las normas de conservación y manipulación adecuada de estos a nivel del hogar y del jardín infantil.
      • Si el Jardín infantil brinda el servicio de alimentación, debe garantizar que los manipuladores o personal que prepara los alimentos, cuente con la capacitación necesaria por parte de los organismos de salud autorizados, sobre aspectos higiénico sanitarios, conservación y almacenamiento de alimentos y desinfección de superficies y equipos.
      • Aplicar prácticas higiénicas en la manipulación y preparación de los alimentos
      • Manipular y disponer adecuadamente las basuras, tanto dentro como fuera de la vivienda 
      • Adquirir alimentos, bebidas y licores en sitios reconocidos y que cumplan con las normas sanitarias.
       

      LESIÓN O CONTACTO CON UN ANIMAL POTENCIALMENTE TRANSMISOR DE RABIA

      ¿Qué es la rabia?

      • La rabia es una enfermedad producida por el virus rábico, que afecta a los seres de sangre caliente y en el hombre se manifiesta con una encefalitis aguda. Es de carácter transmisible y altamente letal, pues puede ocasionar la muerte si no se trata oportunamente.
      • Se clasifica en dos formas:
      • Rabia Urbana: transmitida fundamentalmente por perros y gatos domésticos.
      • Rabia Rural o selvática: propagada por animales silvestres, entre ellos los murciélagos hematófagos (es decir que se alimentan de sangre) zorros y lobos especialmente.

      ¿Qué es una lesión o contacto con un animal potencialmente transmisor de rabia?

      • La transmisión del virus se da a través de la saliva, mediante mordedura o por contacto de la saliva con heridas abiertas
      • Lesión por agresión animal: 
      • Heridas causadas por mordedura(s) o arañazo(s) cualquiera que sea su número, extensión ó profundidad en cualquier parte del cuerpo de una persona, ocasionada por un animal potencialmente transmisor de rabia.
      • Contacto con un animal: 
      • Es el contacto de mucosa(s) o de piel (lesionada o no) con la saliva o material de necropsia (cerebro, cerebelo, medula espinal, glándulas salivales o con cualquier otro órgano) procedente de animales potencialmente transmisores de rabia. 


      ¿Que es una exposición rábica? 

      • Es la probabilidad de penetración y replicación del virus rábico en el organismo de una persona que ha sufrido una lesión por agresión de un animal potencialmente transmisor de rabia o contacto de piel lesionada o de mucosa con la saliva o tejido de un animal (o humano) infectado o presuntamente infectado con el virus rábico, ya sea de manera accidental o por prácticas inadecuadas de bioseguridad en centros de zoonosis, cavernas con murciélagos, laboratorios de diagnóstico, investigación o preparación de vacuna antirrábica entre otros.
      • Toda lesión por agresión o contacto con un animal potencialmente transmisor de rabia, debe ser valorada exhaustivamente por un médico para determinar si hubo o no exposición al virus de la rabia, puesto que no toda lesión o contacto implica una exposición al virus rábico. Toda consulta por una lesión, contacto o presunta exposición al virus de la rabia, debe ser considerada un urgencia médica, atenderse de manera individual e inmediata.


      • Toda lesión o contacto con un animal potencialmente transmisor de rabia debe ser informado al organismo de salud en forma inmediata y obligatoria.


      • ¿Qué hacer en caso de una lesión o contacto con un animal potencialmente transmisor de rabia?
      • Lo más importante es realizar lavado inmediato con agua y jabón, puesto que si se hace en la forma adecuada se elimina el 80% de la posibilidad de la transmisión. Para tal fin siga los siguientes pasos:
        • Aplique sobre la herida o rasguño abundante agua a presión para eliminar la saliva del animal.
        • Aplique jabón sin restregar suavemente para evitar traumas (preferiblemente  jabón de lavar la ropa o detergente y haga espuma)
        • Deje actuar el jabón 5 minutos.
        • Lavar la zona con agua a chorro para garantizar la absoluta limpieza de la lesión.
        • Repita este procedimiento otras tres veces, siempre haciendo que el jabón forme espuma y dejándolo actuar por 5 minutos para luego retirarlo con abundante agua a chorro.
        • Posteriormente aplicar yodopovidona.
        • Si no se cuenta con jabón o yodopovidona se debe realizar un lavado cuidadoso y prolongado con agua.
        • Acudir en forma inmediata a consulta médica por el servicio de urgencias.
        • Si el animal que generó el accidente rábico se puede observar, evitar que se pierda y garantizar su observación, suministrar los datos exactos al personal de salud para su ubicación y seguimiento.

         

        Nota:En caso de solo lamedura en piel sana lavar el sitio con abundante agua y jabón.

         

          ¡Recuerde!

          El lavado es indispensable y debe durar mínimo 15 minutos.

          Nunca deje de hacerlo bajo ninguna circunstancia.